Mi nombre es un olivo

En el monte donde trabajaba Servando, cada jornalero grababa su nombre y los de los miembros allegados de su familia en el tronco de un olivo. De ese modo, la vida del frutal quedaba ligada a la de la persona. Creían que si perecía uno, el otro también lo haría.
Antes de morir, Servando quiere aliviar su culpa y contarle a su hijo Antonio que fue el autor moral de la muerte de su esposa, porque por un descuido provocó un incendio en su árbol.

Curación natural

El relato trata de la historia de una mascota, en casa de una familia. La mascota es una perrita llamada Donna.
En el relato se detalla la relación que ellos han tenido con respecto a las mascotas. Cuenta las características de Donna,que es activa, divertida,circense, cazadora y nerviosa. Un día se enferma de la piel y pierde el pelo, en una zona del lomo. Prueban diferentes remedios y ninguno le hace, hasta que al padre de familia se le ocurre que el aceite de Oliva puede ser un buen remedio.

Los olivos que sanan

Carmen es funcionaria de Justicia, un trabajo que la apasiona. Aunque lo cierto es que el dinero entra en casa a través de la finca de olivos que heredó de sus padres, en la cual nunca ha querido implicarse. Su mundo se desmorona cuando le diagnostican cáncer a sus 50 años. Debe dejar su trabajo como funcionaria, y en un intento de su psicóloga por rescatarla de la depresión, le aconseja visitar la finca. Para su sorpresa, el aire libre, la actividad en el tajo y las historias de los trabajadores le devuelven la paz que creía haber perdido.

El renacer de Don Olivo Olivar

Don Olivo Olivar fue un empresario de la industria olivarera que siempre se destacó por la excelencia del aceite que se producía en su planta La Primavera. Esta plantación era muy antigua, se fue heredando generación tras generación, sin embargo, producto de una enfermedad Don Olivo Olivar muere y deja encargado de todo a su nieto Oliver quien era conocedor de todo el proceso y contaba con el mismo liderazgo de su abuelo.

Participaban en un concurso anual en el que se calificaban varios atributos en el cual La Primavera venía destacándose, sin embargo ese año un suceso inesperado puso en riesgo su participación si no es por una manifestación de la naturaleza que hizo que volvieran las esperanzas y con ello el premio al mejor aceite.

Fueron los mismos arbustos, la entereza de Oliver y sus empleados quienes lograron rescatar La Primavera y convertirla en un sitio turístico importante no sólo por el proceso de producción del mejor aceite tipo exportación sino por los sucesos sobre naturales que continuaban sucediendo.

El Olivo

Hay que vender el olivar y la casa familiar, durante el proceso descubrirán un secreto familiar que cambiará sus vidas.

Navegando en un mar picual

Navegando en un mar picual narra la historia de un hombre, narrada por su hijo, desde su niñez, en el pueblo en el que nace, hasta su muerte en otra ciudad. Y como aparece en su vida el aceite de oliva, acompañándolo en los mejores y peores momentos.

El americano

Un estudiante americano de tesis doctoral viaja a España para averiguar cuáles son los secretos de los españoles para ser tan longevos. Para ello, decide hacer trabajo de campo observándolos en un bar. Tras pasar un rato allí, llega a la conclusión de que los pilares de su longevidad son la familia, los buenos ratos que pasan, el apoyo del grupo y la inmejorable dieta mediterránea.

De Jaén

Cuento y leyenda de un personaje que visita Jaén.

Terra oleum

Un ingeniero agrónomo jiennense, en un arrebato de nostalgia, recuerda sus días de adolescente aceitunero. Tras repasar las duras condiciones de los agricultores de su tierra y las preguntas que entonces se hacía, vuelve a su propósito nunca olvidado: regresar a su tierra y poner sus conocimientos a trabajar por la mejora de las condiciones de trabajo y productividad que hagan progresar justamente aquella tierra del aceite de la que procede.

Olvidar lo inolvidable

Un olivo, una vida, una despedida, una herencia.

“Pero nadie habla de esos duelos que toman formas y dimensiones muy variables y se ramifican como los olivos enredándose en nuestro cuello y ahogando nuestra respiración”

Es un relato que habla del dolor del duelo de una madre. Hace una comparación del olivo con el duelo. El amor supremo que cura las heridas, como el amor de la naturaleza nos cura el alma.

El florecimiento de mi niñez

Una mujer recuerda cómo transcurrió su niñez acudiendo a una cooperativa de aceite en Lopera, Jaén. Una vez allí narra todo tipo de anécdotas del trabajo y experiencias personales que enriquecerán su vida enormemente.
La historia se centra principalmente en su padre, un trabajador más, y lo que significa el olivo, la aceituna y el aceite para ella y toda su familia.

Cuando tú naces

Una vieja carta inacabada parece guardar el misterio de por qué Cristóbal, el Minguillo, abandonó su tierra. Tras su muerte, muchos años después, su hija, Fuensanta, viaja de Vitoria a Sierra Mágina, decidida a desentrañar qué o quién se encuentra detrás de esta huida hacia el norte, lo más lejos posible del olivar que su padre tanto había amado. Machado, el romántico rincón de Mata Bejid y sus ecos de la Belle Epoque, los misteriosos personajes de la mitología popular en torno al Aznaitín, y hasta una joven violinista polaca conforman la pléyade de personajes de esta historia, verdadera declaración de amor a la esencia misma del aceite de oliva…

Picualina

Tras una vida llena de sacrificios, llega la “indeseada” jubilación. En lugar de ser motivo de regocijo, a Rafael le produce un regusto amargo que le perseguirá durante días. Un giro inesperado del destino, pone en su mano una segunda juventud que disfrutará junto a su nieto, su pareja y lo poco que queda de su Picualina. Juntos removerán cielo y tierra para adaptarse: ¿lo conseguirán?

El carretero maragato

En una época muy difícil donde las clases poderosas eran dominadoras absolutas de la vida de los más necesitados un arriero que transporta aceite y vino se ve obligado a complacer los caprichos de un conde, pero la luna de sangre le hace arrepentirse y buscar el camino de la libertad.

La vida de Juan Argüelles

Juan Argüelles, al acabar la guerra, decide dedicarse al cuidado de su finca, donde tiene olivas, una viña y un pequeño hortal. Pasan los años, los hijos se van de casa y Juan, entregado por completo a su pegujal, le asegura varias veces a su mujer, Joaquina, que la cosecha de esas olivas los sacará de apuros. Pero un buen día, cuando Juan estaba más ilusionado, sufre un ataque cardíaco. Muy pronto, su mujer, resignada, ve cómo Juan muere sin conseguir la prometida recompensa de su marido, después de muchos años de esfuerzo constante.

El niño y el olivo

El tiempo pone a cada uno en su lugar y la esperanza nunca se pierde. La amistad es más grande que el poder y el odio. El bien existe.

Bujalance y La Pajarona

Se trata de agradecer mediante este relato la experiencia que tuve en la Peña Flamenca La Pajarona de Bujalance con su trato casi tan familiar como afable durante un recital flamenco al que asistí.

Al otro lado del mundo

cuenta la historia inventada de un olivo que desea abandonar esas tierras, y cómo lo consigue finalmente. También es un relato que hace una mención especial a diferentes personajes de la primera edición, haciendo que el lector tenga ganas de releer dichos cuentos, que forman parte de los que personalmente más me gustaron.

El don de los ojos verdes

Pepe o José es un joven olivarero que se siente heredero de un don, el don de los ojos verdes, heredado de su abuelo Pepe, también olivarero de profesión y de vocación como él. El don de pronosticar buenas cosechas de aceitunas mucho antes de que los olivos florezcan anticipándose a todos y todo, incluso a la propia naturaleza. Y en medio del abuelo y el protagonista, encontramos al padre, un hombre que odia a los olivares y siempre ha tenido la sensación de vivir una vida prestada que no le pertenece.

Un paseo entre olivares

BREVE SINOPSIS DEL RELATO “UN PASEO ENTRE OLIVARES”
Podría haber contado cualquier historia de las muchas que guardaba en mi mente fantasiosa, pero quise contar la crónica de un viaje. Se vislumbra en el relato un trasfondo entre la necesidad de volar y el deseo de huir, y donde los olivos se convirtieron en mi sombra y el aceite en mi bálsamo.
Durante el trayecto ocurren cosas que al caminante le sirven de aprendizaje, de conocimiento y de experiencia. En el centro del brevísimo relato se imbuyen con timidez personajes a los que mi imaginación no quiso concederles otra opción.

Operación Aceituna

Este relato nos cuenta las peripecias que le ocurren a tía Flora a la hora de aliñar sus aceitunas. Así nos encontramos con una historia entretenida donde no pueden faltar polis, aceitunas y un final feliz.

Un mundo perdido

El protagonista visita junto a su padre un olivar que años antes habían plantado juntos. Mientras observa a su progenitor, ya viejo y decrépito, recuerda cómo transcurrían los días de recogida de aceituna, repasando con ello la relación existente entre padre e hijo, con los olivos como intermediarios en un pequeño pueblo de Jaén, Bélmez de la Moraleda, en la Sierra Mágina. Entre ambos se ha producido el relevo como olivareros y como individuos; el cambio de un mundo rural ya perdido, extraño, antiguo, a lo que se adivina como el futuro de las olivas -como se dice en Jaén- y de sus actuales propietarios.

Verde mar

En nuestro afán por la búsqueda constante de la felicidad, muchas veces no valoramos lo que tenemos, idealizando cualquier cosa ajena, menospreciando lo nuestro , eso que no valoramos hasta que lo perdemos, y que en la gran mayoría de las ocasiones es irrecuperable. La historia de la añoranza que siente el emigrante hacia su tierra, que con falsas promesas dejó atrás una vida por un sueño.

Algún día recordarás…

Yovana tiene Alzhéimer, una dura enfermedad que no le permite recordar a Oliver, su marido. Él se esfuerza, cada día, por lograr que cualquier detalle despierte un destello en su memoria. Mientras tanto, el temporal no ofrece ninguna tregua a la recogida de la aceituna. Es un otoño especialmente lluvioso y frío. Llegar a la campaña y al primer aceite de la temporada se convertirá en un verdadero desafío para este matrimonio que, a pesar del olvido, sigue unido frente al verde mar de olivos.

Verde intenso

Un joven olivarero que trabaja en un cortijo conoce a una de las hijas del dueño de la finca. La hija está prometida pero eso no impide que un sentimiento muy fuerte surja entre los dos y a raíz de un accidente, la chica involuntariamente cambie la vida que el destino había escrito para aquel joven.

El último manijero (Habemus oleum)

Cualquier manera es buena para seguir cosechando, siquiera sea para el aceite del año, como cualquier edad es buena para seguir enseñando a los nuevos que la lumbre del corazón siempre guarda rescoldos